FANDOM


24qier6

Tyson Rios

Tyson Rios es uno de los dos personajes principales de Army of Two y de su secuela Army of Two: The 40th Day junto a su compañero Elliot Salem. Formaba parte de los Rangers de los EE.UU., pero se unió a la compañía SSC, encargada de mantener la paz a mando de Richard Dalton. Más tarde crearía su propia companía: TWO.

PersonalidadEditar

Nacido en Brooklyn, mide casi dos metros de altura y es una perfecta combinación de cerebro, músculo e instinto. Se trata de un guerrero natural, nacido para ser soldado.

Su personalidad es mucho más calmada que la de Salem, meditando mejor sus acciones y con cuidadosos movimientos y una buena capacidad para adaptarse y resolver favorablemente situaciones del campo de batalla. Rios nunca olvida sus errores y siempre aprende de ellos por el recuerdo que lleva en su cara. Tiene una cicatriz causada por una horrible explosión, aunque ésta le ayuda a recordar una regla que una vez rompió pero que no volverá a hacer: nunca bajar la guardia.

BiografiaEditar

Army of TwoEditar

Rios

Traje de SSC de Tyson Rios.

La historia comienza en 1993, en Somalia, donde Tyson Rios y Elliot Salem están el 75º Regimiento del Ejército de los Estados Unidos. Trabajan junto a Philip Clyde, un mercenario de la Coporación de Seguridad y Estrategia, para matar al un caudillo local Abdullahi Mo'Allim. La actitud descortés y soberbia de Clyde causó el descontento de los Rangers, pero aun así consiguen completar la misión y llegar al punto de extracción sin ayuda del mercenario.

En el helicóptero, Clyde le ofrese a Dalton, jefe de Rios y Salem, que se uniera a la companía por un trabajo. Él accede y se lleva a Rios y a Salem consigo. Al año siguiente comienzan a trabajar para la Corporación junto con Alice Murray, su contacto en SSC e informante, bajo la condición de no trabajar de nuevo con Clyde.

Años más tarde, tras el ataque del 11 de septiembre, Salem y Rios son enviados a Afganistán para matar a un líder de Al-Quaeda, Mohammed Al-Habib, quien se encuentra en una cueva donde están escondidos misiles soviéticos M-11. Su misión consiste en destruir los misiles, sus reservas y rescatar a Brian Hicks, un soldado de SSC que fue capturado en combate. La misión se completa con éxito, aunque el equipo nota algo extraño porque no se les informó de un gas nervioso que había en el lugar y no estuvieron tan bien equipados para esta misión.

Dos años después son enviados a Irak. Su objetivo principal es encontrar al Teniente Corenel Sam Eisenhower, un viejo conocido del equipo cuya base fue atacada por terroristas liderados por Ali Youssef. Al llegar a la base son emboscados. Suben a Eiseinhower a su helicóptero, pero poco después de despegar el vehículo explota en el aire. Ali Youssef hace una transmisión por radio en la que él asume la responsabilidad de dicho acto. Rios sospecha de la existencia de una conspiración detrás del asesinato de Eisenhower, pero Salem lo niega diciendo que estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado. Rios le pide a su amigo haker S3kshun8 que investigue acerca de emboscadas al ejército. Eventualmente, el equipo mata a Ali Youssef poco antes de que escapara en un helicóptero.

Años más tarde, el portaaviones USS Roland Reagan es capturado por la organización terriorista Abu Sayyaf. Tyson y Salem son enviados junto a Philip Clyde, pero éste no se sentía contento al estar con ellos dos y se separa del grupo. Más tarde, el dúo encuentra a Clyde colaborando con un terrorista en un ordenador. Clyde escapa, pero Rios se queda con su pendrive. Le manda los datos a S3kShun8 para que los investigue y descubren que Clyde era el responsable de informar a los terroristas de donde estaban las tropas estadounidenses. El equipo encuentra al Capitán, quien les dice que hace armas nucleares en el barco y que estaban en curso de colisión con la ciudad de Manilla en las Filipinas. El Capitán se sacrifica para salvar a la gente en la ciudad. Rios y Salem escapan en un bote que dejo la tripulación.

Después de la misión del portaaviones, Salem y Rios acuerdan renunciar a la compañía. Pero antes Alice, les ofrece una última misión, que aceptan ya que Elliot necesitaba el dinero. El objetivo es matar a un líder de Abu Sayyaf, detonando un puente por el que cruza en China. Realizan la misión con éxito, pero son atacados por el ejército chino. Se revela que la persona que mataron en realidad era el senador Richard Whitehorse, quien estaba en contra de una ley para privatizar el ejército debido a la cantidad de emboscadas y derrotas en el frente contra el terrorismo. Además, el equipo es buscado por asesinato. Por lo tanto, piensan que Ernest Stockwell, presidente de SSC, les puso una trampa y Alice Murray es secuestrada, así que deciden ir a Miami y confrontar a Stockwell en el avión de Cha-Min Soo.

Florida está asolada por un huracán. La fuerza aérea estadounidense manda dos F-15 para investigar el avión de Cha y los dos operativos descubren que Philip Clyde asesinó a su piloto, comenzando un tiroteo dentro del fuselaje del avión. Al no tener respuesta del piloto, los F-15 abren fuego sobre el avión y causan que comience a descender rápidamente. El equipo sobrevive al impacto escapando en un aerodeslizador, aparentemente muriendo Clyde.

Army

Rios, luego de derribar el helicóptero de Dalton.

Cha Min-Soo, al enterarse de la destrucción de su avión, repudia al equipo, pero estos le dicen que fue culpa de Clyde. Cha decide darles una recompensa por asesinarlo. Rios se niega, pero Salem acepta, pensando que sería dinero fácil. Se dirigen hacia el aeropuerto de Miami para rescatar a Murray, y luego de un intenso tiroteo, lo logran. Ella les informa que Stockwell no sabía las intenciones de Dalton. Además, les informa que Stockwell es el único que los puede salvar de ser enjuiciados y encarcelados. Alice escapa en un helicóptero.

Rios y Salem se dirigen a SSC donde, en los pisos superiores irónicamente encuentran a Clyde, quien sobrevivió al choque de forma desconocida. Salem mata de una vez por todas a Clyde, pateándolo por una ventana. Luego ven a Dalton escapando en un helicóptero, pero es derribado por Rios.

En el epílogo, se revela que Stockwell se entregó a las autoridades y pasó 3 de los correspondientes 6 meses en prisión. Luego Rios y Salem hacen una llamada a Murray, para que trabaje en su nueva compañía, Operaciones Mundiales.